TRAIL VIELHA-MOLIERES 3010 // XV CURSA VISTABELLA 28K

XV CURSA VISTABELLA 28K

Esta mítica prueba, perteneciente a las Skyrunner National Series y celebrada en la localidad valenciana de Vistabella del Maestrat se celebró el pasado domingo 7 de agosto con salida a las 08:00 horas aglutinando a más de trescientos corredores que recorrerían sus 28 kilómetros y 1500 metros de desnivel positivo.

En esta prueba nuestro club estuvo representado por Adrián Martínez Azorín y César Azorín Molina, quienes hicieron toda la carrera juntos llegando en un tiempo de 3h56’, llegando en las posiciones 147º y 146º de la general respectivamente, 56º en la categoría veterano para César.

Si queréis conocer la experiencia de la carrera en primera persona, visitar la web de Adrián.
https://cobhacheceblog.wordpress.com/2022/08/09/xv-cursa-per-muntanya-de-vistabella.

Por otro lado, Adrián nos contaba lo siguiente: “la Zegama valenciana, un carrerón espectacular tanto por la zona como por el ambiente. Un pueblo volcado con los corredores. Correr con en compañía con mi primo César, no se puede pedir más. ¡A seguir entrenando y mejorar!”

Esta carrera siempre reúne en las posiciones a altas a lo mejor de la élite nacional, y prueba de ello es que la prueba fue ganada en categoría masculina por Yoel de Paz con 2h23’, corredor del Wild Trail Project de Nike, seguido por Eduard Hernández del equipo Brooks y en el último cajón llegaría Miguel Caballero, atleta que ha sido en multitud de ocasiones internacional con la selección española.

En categoría femenina la prueba fue ganada por Mónica Vives, del equipo Sport HG AML con un tiempo de 3h00’, segunda Rianna Nelson del Mur i Castell y tercera Cristina Santurina, del RSEA Peñalara.

TRAIL VIELHA MOLIERES 3010

Si queréis conocer una de las carreras más técnicas y con más desnivel de todo el territorio nacional, y que además os ofrece “de regalo” la subida a un pico de más de 3000 metros de altura, no os podéis perder esta carrera que, con sus 43 kilómetros y más de 8000 metros de desnivel acumulado no deja indiferente a nadie.

La prueba reina tenía lugar el pasado sábado 16 de julio a las 06:30 horas desde la plaza del Ayuntamiento de Vielha (Valle de Arán, Lleida), aproximadamente 350 corredores en línea de salida de los cuales casi un centenar abandonaría sin poder llegar a la postre ansiada meta.

Había predicción de altas temperaturas a lo largo del día, algo inusual para la zona, pero este dato no falló y a las primeras horas del día ya se sabía que la jornada iba a ser dura.

La primera subida hasta el Montpius (2276 m.s.n.m.) acumulando cerca de 9 kilómetros y más de 1300 metros positivos, pasando previamente por el pico Montcorbison (2172 m.s.n.m.) y Letassi (2177 m.s.n.m.) fue agradecida ya que circula en parte por bosque que comienza desde la población de Gausac, pasando por la Bassa d’Oles y que a falta de un kilómetro para la primera cima da paso al prado.

A partir de ahí, tocaba bajar hasta la Artiga de Lin por “una senda inventada” por los organizadores y que se está ganado a pulso el nombre de “la bajada de los quesos”, pendiente pronunciada hasta dicho valle a través de prados donde a veces resulta imposible dar tres pasos sin tocar suelo y que incluso resulta más fácil bajar a modo tobogán.

Llegada a la Artiga, domina el paisaje el imponente pico Malh dera Artiga o Pico Pomer con sus 2404 m.s.n.m., toca reponer fuerzas en el avituallamiento para afrontar lo que viene, más de 1500 metros positivos en poco más de 7 kilómetros hasta el Pico Molières, toca hincar bien los bastones.

La subida es espectacular y dura por partes iguales pasando primero por el Estanh des Pois para después afrontar el rocoso Coth des Aranesi, donde ya casi se vislumbra el techo de la carrera mientras que el sol nos pega fuerte y va limando fuerzas, algunos corredores paran su marcha para buscar sombra y agua de arroyos.

Tiempo después, se corona el deseado 3000, en la cima del Molières, multitud de voluntarios que han pasado la noche allí esperan a los corredores que tras sortear las grandes rocas de esta cima, coronan esta cumbre del Valle de Arán. Las vistas impresionantes del Aneto justo enfrente alegran la vista a cualquiera, aunque da pena verlo tan pelado de nieve en su glaciar.

Empieza la técnica bajada hasta la cara sur de túnel de Vielha donde espera un avituallamiento, se comienza a bajar el cresterío y posterior destrepe con cuerda en las partes más técnicas. Este año no hay nieve a los pies del Molières, en su lugar rocas enormes ralentizan la marcha.

Poco a poco se va haciendo más corredero y tendido el recorrido, llegamos al antepenúltimo avituallamiento, hay que comer e hidratarse bien, llega el juez de la prueba, el Port de Vielha y viene acompañado de 35 grados de temperatura al mediodía a casi dos mil metros de altura.

Parte inicial de la subida muy dura, muchos corredores abandonan en ese tramo, la ausencia de bosque, el sol en la nuca y el cansancio endurecen la ya de por sí dura subida. Todos buscamos ansiosos los escasos riachuelos y a mitad de trayecto se hace cola para mojarnos en uno de ellos.

El cuerpo ya va lento, el calor sigue apretando, el estómago se cierra, pero estamos llegando a lo alto de este puerto a 2423 m.s.n.m. utilizado antiguamente como vía de comunicación entre las comarcas de Arán y La Ribagorza y a partir de ahí “sólo” quedan bajar 10 kilómetros con sus 1400 metros negativos hasta Vielha.

Bajada rocosa al inicio pero pronto muy agradecida para mantener el trote. Como es habitual en el Pirineo, empieza la zona boscosa a 1800 metros de altura y te regala la ansiada sombra.

Paso por el último avituallamiento a falta de 3 kilómetros, se bebe lo justo y nos dejamos llevar para abajo. Sorpresa, aquí no regalan ni un metro, último repechón del día escondido dentro del bosque y ahora si que sí, carretera de cemento que nos llevará de nuevo a donde hacía más de diez horas habíamos salido, Ayuntamiento de Vielha, y de regalo 38 grados de temperatura aunque eso no importa, hemos hecho una carrera que todo amante de este deporte tiene que hacer, la Molières 3010.

Resultados de los nuestros:

Moisés Picón, 8h29’, 26º general.

Juan Navalón, 10h43’, 75º general.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s